BLOG

Prevenir y eliminar las algas en la piscina.

¿Notas tu piscina verdosa? ¿Las paredes y el suelo resbalan? Se trata del típico caso de algas en la piscina.

¿POR QUÉ APARECEN LAS ALGAS?
Tener controlado el PH. Un PH bajo (inferior a 7,2) puede llevar a la corrosión que trae consigo la presencia de metales. Estos metales suelen ser los responsables de que se formen algas en el agua.


La lluvia o el viento, transportan esporas de algas que se reproducen en jardines o estanques cercanos. Estas llegan hasta el agua de la piscina y siguen su reproducción aquí.

El sol o las altas temperaturas también propician que nos encontremos con una piscina verde.

CONSECUENCIAS DE TENER ALGAS EN LA PISCINA
Si nos bañamos en una piscina afectada por las algas, es muy probable que nuestra piel lo note, además de los 👀 ojos y el pelo.

Si nuestra piscina se vuelve verde, negra o mostaza el estado del agua es insalubre. Así que, hay actuar.

Las algas en el agua pueden afectar negativamente en la maquinaria de la piscina. Si no las eliminamos del todo, sus esporas pueden llegar hasta los filtros y la depuradora y llegar a contaminarlos.

ACABAR CON LAS ALGAS
Debemos empezar por un tratamiento de choque = Realizar una supercloración + Raspar con ímpetu todas las paredes y suelo de la piscina.

Poner en marcha el limpiafondos para que aspire la mayor cantidad posible de agua.

Analizar y estabilizar el nivel del PH y aplicar químicos desinfectantes y, sobre todo, el algicida.

Deberemos raspar y limpiar repetidas veces. Y, por supuesto, no abandonar el buen mantenimiento del agua.

IMPORTANTE Control de los niveles adecuados de PH, cloro, floculante, algicida y ácido isocianúrico son imprescindibles para disfrutar de tu piscina.